Hoy tema de autoayuda, consultorio señorita Pepis

email-icon kopie

Alguna vez habéis sentido rabia visceral por algo y os lo habéis podido quitar de la cabeza fácilmente?

Es una de las cuestiones en las que me siento más impotente, no hace falta que la causa sea importantísima, basta una pequeña tontería para hacerme sentir mal durante un par de días.
Si alguien conoce un remedio más efectivo que el simple paso del tiempo por favor que me haga un cursillo rápido, estoy dispuesta a pagar por el.

 

Imginad que a la secretaria del departamento de recursos humanos se le ocurre organizar una cena, e invita a mucha gente de la oficina, a sus amigas, pero no a mi. Porqué habría de invitarme a mi si no somos amigas? pero bueno esa es otra historia.
El problema es que decide llamarle a la fiesta, “fiesta de la oficina” y a mi me da rabia, aunque no quiera reconocerlo. Porqué rayos le tiene que llamar fiesta de la oficina si no todos estamos invitados? que lo llame fiesta de mis colegas, de mis amiguitas o algo así, pero con ese nombre te sientes inmediatamente repudiada y apartada del común de los mortales.

 

Intento quitarme esta tontería de la cabeza y que no me afecte lo más mínimo y sin embargo mi mente vuelve una y otra vez machaconamente a regodearse en los detalles: fue menganita de tal a la fiesta? pero si con esa no se hablaba? etc. Vuelvo a hacer un nuevo intento infructuoso por la vía de lo racional: a ver guapa, si te hubiera invitado… hubieras ido a tal fiesta? Nooooo, ni loca. Peeero es muy distinto tener la posibilidad de poder decir que no a que directamente no te inviten. Será que en las últimas dos ya dije que no y por eso no se han molestado en cursarme invitación?

 

Yo tampoco soy la más sociable de la oficina. Me llevo bien con todo el mundo pero confianza, lo que se dice confianza se pueden contar con los dedos de una mano las personas que realmente me conocen bien.
Y ahí sigo, dándole vueltas a la cuestión. Me olvido durante un par de horas y de repente sin saber cómo, vuelve la burra al molino. Es como un fogonazo cerebral, un pequeño detalle que te vuelve a recordar lo sucedido. Y mi cerebro se lanza como en una especie de montaña rusa a analizar la situación desde el principio, ya sabéis, por si pudiera haber olvidado algún detalle importante, o será simplemente una especie de regodeo masoquista lo mío?

 

He llegado a una conclusión, cuando me pasa esto se trata siempre de cuestiones de tipo “aceptación social”, problemas de “el que dirán” y la verdad me gustaría muchísimo crecer personalmente en esto, darle menos importancia, que me resbalasen estos temas.
Dejo abierto el consultorio de la señorita pepis, si alguna o alguno tiene el remedio, por favor…

 

Un abrazo enorme.

2 Comments

  • Begoña dice:

    A mí también me pasa eso a veces. Yo en mi trabajo me llevo bien con todo el mundo, pero por unas cosas o por otras tampoco soy muy del estilo de todas. Entonces, sé que me llevo bien con algunas y que otras simplemente se llevan bien en el trabajo conmigo pero no son mis amigas (y yo tampoco quiero serlo de ellas)
    Te sienta mal cuando ves que ellas hacen planes de algo y no dicen ni pío y las ves que se lo pasan bomba, pero pienso y digo “si me hubieran invitado a ese plan no me lo hubiera pasado bien” no es mi estilo de plan. Entonces, a lo mejor no te invitan porque no va contigo o porque no quieren ir contigo. Al fin y al cabo al trabajo se va a trabajar, no a ser amigos de todo el mundo.

    Fíjate que a mí me pasa a veces también con algunas amigas que quedan y no me dicen nada, pero no sé, desde que tengo a mi hijo mayor, me he acostumbrado y ya no me sienta ni mal.

  • Sonia dice:

    Gracias por la ayuda Begoña, me sirve de mucho tu comentario !

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos
Responsable: Sonia Fernández Allo
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog.
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna.
Derechos: Tienes derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información política de privacidad.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Minimoda.es